¿Cómo elegir la lenceria premama más comoda?

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

FOTO: lijot.com

A la hora de elegir lencería premamá o adecuada para la lactancia nos encontramos con un dilema: ¿cómo ir cómoda sin perder ese punto femenino que también ayuda a la hora de sentirnos cómodas con nosotras mismas? ¿Cuándo debo empezar a comprar ropa premamá? ¿Qué voy a necesitar? ¿Cuáles son los modelos más prácticos?

Según los expertos debes tener varias cosas en cuenta como el aumento de volumen y de peso en el pecho que puede provocar molestias, buscar partes inferiores cómodas que no opriman a medida que aumenta el tamaño del bebé en tu interior, etc.

En cuanto a la Lenceria premama, los meses más confusos pueden ser los primeros meses de embarazo porque la ropa de premamá aún no te encajará, pero la tuya tampoco. Puedes probar con una o dos tallas más, lo usarás solo unos meses, pero también te servirán cuando hayas dado a luz para los primeros meses siguientes.

Primero hablaremos de unos pequeños consejos a la hora de elegir los sujetadores de premamá. Los expertos recomiendan optar por modelos sin aros, con varias posiciones de contorno para adaptarlo a las necesidades que vayan surgiendo, se llaman sujetadores con copas progresivas y lo encontrarás en comercios especializados en ropa de premamá, incluso a través de la red. Para sujetar bien el pecho sin oprimirlo, busca tirantes resistentes que cuenten con tejidos naturales para evitar la sudoración.

En cuanto a las partes inferiores que debes elegir cuando busques ropa interior de premamá, las bragas deben adaptarse al cuerpo de la embarazada especialmente cuando el embarazo está avanzado y, como es lógico, debes evitar que compriman la barriga, te sentirás mucho más cómoda.

FOTO: Flickr

Las bragas de premamá deben adaptarse al cuerpo en estado de gestación y se recomienda que sean 100% algodón, un material que evita irritaciones en la piel y que resulta muy transpirable, lo que ayuda a prevenir la aparición de las molestas infecciones vaginales.

Respecto a los mejores modelos a elegir, puedes encontrar braguitas de premamá más bajas que no llegan a la tripa y otras que, por el contrario, incorporan una faja suave, para adaptarse al cuerpo de la embarazada, ayudarle con el peso del bebé, sin presionar la barriga. No olvides, de todos modos, que también puedes optar por las de tipo bajo y combinarlo con fajas que te ayudarán mucho mejor a la hora de sujetar la tripa y la propia espalda.

A la hora de hablar de ropa interior premamá o lencería de premamá, no hay que olvidarse de los pijamas y camisones, elementos clave para estar cómodas en casa, ese lugar zen en el que podremos descansar después de soportar el peso del día.

Lo más cómodo y práctico son los pijamas de tipo camisón y vestidos cómodos. Podrás aguantarlos durante más tiempo porque las variaciones que vaya sufriendo tu cuerpo no harán que ya no te sirva el pijama nuevo. Además, los modelos que encontrarás en el mercado son muy interesantes.

Si eres de las que prefiere pijamas, busca las dos piezas con la parte superior muy holgada o, al menos, abotonada para poder adaptarlos al crecimiento de tu tripa y con un pantalón que además de holgado pueda regularse para que lo aproveches lo máximo posible.

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *