Tips básicos para recuperar vitalidad de la piel después del verano

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Protección Solar 1Con el paso del verano, nuestra piel se va viendo erosionada por las agresiones externas y el final del verano es el momento perfecto para empezar a recuperarla de los excesos.

La exposición excesiva a los intensos rayos solares de la época, el cloro de piscinas o la sales y la arena del mar son algunos de los factores que pasan factura a nuestro cuerpo provocando manchas, arrugas y sequedad en la piel; al fin y al cabo, supone un envejecimiento generalizado de la piel.

Además, el fin de la estación estival implica la llegada del otoño, una estación donde se produce un cambio brusco de temperatura para el que también necesitamos preparar la piel. En cualquier caso, recuerda que Septiembre sigue siendo un mes de intensa radiación solar, por lo que no te alejes todavía de tu protector solar, con un SPF entre 15 y 30, dependiendo de tu tipo de piel.

Cada año, son muchas las personas que acuden a centros profesionales para poner solución a estos síntomas del envejecimiento prematuro, como indicaba la doctora Nazaret Romero, licenciada en Medicina y Cirugía y máster en Medicina Estética, a EFE Salud, “después del verano, los pacientes suelen acudir a consulta por las arrugas de expresión que aparecen en el entrecejo, las patas de gallo y en la frente”.

Exfoliar la piel

Uñas Verano 1 (1)Nunca nos cansaremos de decirlo, mantener una buena higiene en la piel y exfoliar las células muertas acumuladas de forma regular es básico en cualquier momento del año. Especialmente  después de los excesos del verano, la piel necesita una renovación celular y prepararse para afrontar los meses de frío.

Además, te ayudará a prolongar el bronceado en la piel ayudándote a darle un tono uniforme en la piel.

Una exfoliación semanal te ayudará a mantener la piel sana. Debes recordar que las necesidades de la piel son distintas en cada zona, así que procura elegir exfoliantes distintos para el cuerpo, rostro, labios y contorno de ojos.

Primero debes diferenciar entre las exfoliaciones mecánicas, con gránulos que deberás masajear en círculos, y las exfoliaciones químicas, que se ayudan en distintos ácidos para separar las células muertas de las células sanas. Habitualmente ambas se aplican sobre el rostro limpio y húmedo.

Máscarillas purificantes y regenerantes

IMG_7239En tu rutina semanal debes recordar incluir mascarillas para tratar las distintas afecciones de la piel. En el caso de la época post-veraniega las mascarillas regenerantes ricas en vitaminas y minerales te ayudarán a reponer lo perdido, pero también es interesante que te hagas con alguna mascarilla purificante para esta época.

Las mascarillas purificantes son la mejor opción para desintoxicar la piel, ya que limpian en profundidad, abren los poros, extraen la suciedad, y los vuelven a cerrar eliminando las imperfecciones e incluso pequeñas cicatrices y manchas superficiales.

Si tu piel está muy maltratada, puedes recurrir a las mascarillas hidratantes dos veces por semana, escogiendo productos con activos como el aloe vera, la caléndula o el germen de trigo.

 

Hidratación y nutrición

clotia01La sequedad es una de las consecuencias de la falta de hidratación que precede a la aparición de las temidas arrugas y líneas de expresión. Beber la cantidad de agua necesaria y utilizar cremas hidratantes y nutritivas te ayudarán a recuperar una piel bonita e hidratada.

Recuerda que durante el día las cremas deben ayudarte a protegerte de los agentes externos como la contaminación o los últimos azotes del sol, mientras que por la noche debes ayudar a la piel a recuperarse y regenerarse con cremas ricas en nutrientes que alimenten a tu piel.

El serum también será un buen aliado para mantener tu piel cuidada. Actualmente están muy de moda los productos con ácido hialurónico para estimular la producción de colágeno en la piel, pero recuerda que si los utilizas es hiper-importante aplicar protectores solares para evitar la aparición de manchas.

La vitamina C ha sido un buen aliado durante el verano, pero tampoco debes olvidarte de ella a la hora de recuperar tu piel gracias a su fuerte poder antioxidante, aportando elasticidad a la piel, aportando luminosidad a la piel y ayudando a reducir las manchas solares.

La lista de Giselle Packauskas

FOTO: Wikipedia

La dermatóloga Giselle Packauskas elaboró una lista de cuidados para la firma Midermus donde indicaba los activos básicos necesarios para el cuidado de la piel.

Coo muchas veces estamos un poco perdidos respecto a lo que debemos buscar en las cremas o los alimentos que debemos injerir, os dejo también su lista para ayudaros a la hora de acudir a comprar y poder tomar decisiones inteligentes:

  • Vitaminas A, E o C: antioxidantes, estimulan la funcionalidad de las células y regeneran la piel.
  • Colágeno y elastina: mejoran la turgencia y la elasticidad de la piel.
  • Vaselina y lípidos: ayudan a mantener los niveles de humedad en la piel al formar una barrera protectora que evita la pérdida de los factores humectantes naturales.
  • Principios activos derivados del Aloe Vera: son descongestivos y disminuyen los signos de la piel enrojecida.
  • Caléndula y mentol: aportan una sensación de frescura.

A estos bien podríamos sumar los beneficios del aceite de argán tan de moda en estos tiempos.

Ejercicio para entonar piel y espíritu

¿Pensabas que el ejercicios solo era positivo para tener unos músculos tonificados y un cuerpo de infarto? La práctica regular de ejercicio, unas tres veces por semana, hace que la piel esté más sana, mejorando la renovación del colágeno y la elastina, encargados de otorgar firmeza al rostro, al realizar ejercicio.

También el ejercicio físico es un exfoliante natural, ayudando mediante el sudor a eliminar toxinas e impurezas que taponan los poros y pueden dar lugar a imperfecciones de la piel como granitos infectados o puntos negros.

Las rutinas de gimnasia facial también te ayudarán a tonificar los músculos del rostro para mantenerlo firme. Os dejo algunos ejercicios de Mejor con Salud (puedes repetir cada uno de ellos unas 20 veces diarias para unos resultados óptimos):

Momento para recuperar buenos hábitos

FOTO: Centros Ideal

Según explicaba la especialista Felicidad Carrera a HOLA.com, el problema principal después de las vacaciones es la deshidratación: “las altas temperaturas, el cloro de las piscinas y la sal del mar colaboran en la pérdida de humedad de nuestra piel. Pero, además, el sol provoca fotoenvejecimiento y desencadena la acción de los radicales libres que son los causantes de las arrugas y de la flacidez cutánea.

Por eso, los dos tipos de tratamientos faciales más solicitados a la vuelta del verano son los de eliminación de manchas y de hidratación intensiva, para recuperar la piel de los daños solares”.

Veamos algunos buenos hábitos que nos pueden ayudar a recuperar la piel después del verano:

  • Duerme 8 horas. Me resulta imposible dormir las horas necesarias, pero soy plenamente consciente de su importancia. Dormir al menos 8 horas diarias, mejora la salud cutánea gracias a que durante las horas de sueño es el momento en el que tiene lugar la regeneración celular, aparte de la piel obviamente más descansada sin tantas ojeras o bolsas.
  • Alimentación correcta. La alimentación está también estrechamente relacionada con el aspecto de nuestra piel. Las frutas y verduras son antioxidantes naturales que previenen el evenjecimiento de la piel, provocado en numerosas ocasiones por la sobre exposición solar.
  • Procura fumar menos o no fumar. Por otro lado, el tabaco tampoco te ayudará, porque aumenta el número de radicales libres en la piel, responsables del proceso de oxidación de la piel. ¿Una ayuda para todos los que hemos decidido que después del verano se acaban esos malos vicios? Cada bocanada de humo contiene aproximadamente dos billones de radicales libres.



Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *