Joyería: los clásicos que nunca mueren

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El clásico colar de perlas, piezas con símbolos emblemáticos como el anillo flor de lis que ilustra este texto o la típica cadena de plata u oro con finos eslabones que todas hemos tenido en casa. No importa cuánto pase el tiempo o hasta qué punto evolucione el arte de la joyería, la joyería y bisutería clásica sigue siendo usada por todas a la hora de elegir complementos para diversas ocasiones.

Para observar hasta qué punto la tendencia clásica está presente, basta con acercarse a cualquier joyería o tienda de complementos, incluso puedes hacer una búsqueda a través de alguna joyería online que además suelen tener ofertas interesantes.

He observado, incluso, como algunos accesorios clásicos vuelven a la acualidad, incluso en moda masculina como en el caso de los terribles gemelos de los hombres que a pesar de no me gustan mucho, son de esos clásicos que no mueren en las ocasiones más especiales. No en vano, lo vintage está de moda en lo que a complementos y accesorios se refiere gracias a sus múltiples opciones y diseños en collares, pendientes, gargantillas o anillos.

La sencillez que aportan muchas de estas piezas clásicas es utilizado a menudo por actrices y modelos para subir el nivel de looks sencillos o para suavizar la intensidad de algún vestido bastante cargado. Veamos un ejemplo con una fotografía de Selena Gómez y collares de perlas que elevan la elegancia del estilismo:

Lo cierto es que las perlas son de las primeras piezas de joyería que nos viene a la cabeza al pensar en tendencias clásicas. Actrices como Audrey Hepburn consiguieron traspasar barreras para que este accesorio se convirtiese en pieza clave de la elegancia.

Del mismo modo, las piezas clásicas más recargadas permiten ser elemento central de sus outfits cuando los vestidos son sencillos para aportar la nota de estilo y romper con la monotonía que pueden generar los vestidos más clásicos. Veamos, de hecho, un ejemplo clásico de cómo conseguir rematar un estilismo con un collar clásico de pierdas preciosas y elementos más recargados con Lindsay Logan cuando se metió en el papel de la siempre gran e inigualable  Elizabeth Taylor:

Piedras preciosas como los diamantes, esmeraldas y rubíes han sido tradicionalmente elementos utilizados para forjar piezas de joyería de alto standing que a día de hoy siguen marcando la diferencia en aquellos que las llevan.

Nos estamos centrando en collares porque quizás a la hora de aportar ejemplos son más claros, pero las joyas y accesorios de corte clásico alcanzan todas las partes de nuestro cuerpo con pulseras de cadenas finas y piezas trabajadas como símbolos egipcios o pedrería, hasta anillos de distintos tamaños con personalidad propia.

En cuanto a los materiales, la lista también es amplia. Estamos hablando mucho de la plata y el oro, que de paso recordemos que tiene varios tipos como el oro blanco o el rosa que le dan un plus de estilo al oro tradicional que a todos nos viene a la mente al pensar en este metal precioso.

 

 

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *