Especial frío: aprende a cuidarte y proteger tu cuerpo del invierno

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

FOTO: Wikipedia

Los días de frío son inminentes y debemos estar preparadas para que nuestro cuerpo no se resienta. Evitar la sequedad o el envejecimiento prematuro de la piel por las agresiones de esta época serán un elemento fundamental a la hora de ver estos consejos para cuidarte durante la época más fría del año.

Hoy vemos consejos para estar perfectas y protegidas durante el frío invierno con tips y consejos para todas las partes del cuerpo. ¿Cómo debes cuidar tu piel? ¿Qué cuidados especiales necesita el cabello en invierno? ¿Prestas la atención que deberías a tus ojos o labios?

No te pierdas el artículo de hoy.

Cuidados de la piel contra el frío

FOTO: Flickr

  1. Hidrata tu cuerpo, insiste en codos y rodillas. Presta especial atención a la cara y las manos, las zonas más expuestas a las bajas temperaturas y, por tanto, las que mayores daños sufren. Si cuando lleguen las primeras nieves te pasas por la montaña no olvides las cremas y labiales con protección solar y agentes nutritivos
  2. No abusar de baños de agua caliente, peinsa que, en general, los cambios bruscos de temperatura no son buenos. Relajan, pero perjudican la epidermis y son malos para la circulación. En cualquier caso, si no los puedes evitar como es mi caso, utiliza jabones que no dañen tu piel, neutros, y no olvides rehidratar bien tu piel después del baño.
  3. Utiliza maquillajes nutritivos e hidratantes para mejorar la desecación de la piel.
  4. Sigue una rutina de limpieza diaria con agua tibia para mantener la piel en perfecto estado, libre de restos de polución, maquillaje o sudor que puedan obstruir tus poros con suciedad. Utiliza contorno de ojos, es una de las zonas que sufre mayor exposición a las agresiones del frío y el viento. Las gafas de sol pueden ayudarte a proteger esta zona.
  5. Como hemos dicho, en esta época a la piel le cuesta más regenerarse, ayúdala con cremas nutritivas por la noche que es cuando más y mejor se regenera la piel.

Cuidados específicos de cabello para mantenerlo protegido del frío

PicsArt_1431857113537

  1. Lleva una alimentación sana con abundancia de verduras y zumos. Este invierno, los inviernos proponen que incluyas en tu dieta alimentos como la naranja, el limón, la manzana o la zanahoria.
  2. Antes del lavado, cepilla tu pelo con un peine de cerdas. Disminuirás la rotura del cabello, ya que es muy normal tenerlo especialmente enredado por el roce con las bufandas y los gorros. Los expertos recomiendan utilizar un champú hidratante y nutritivo. Como en los cambios de estación el pelo tiende a caerse, si tienes este problema prueba con un anticaída.
  3. Lava el pelo con agua tibia: la fría no disuelve la grasa y la caliente daña el cabello. Cuando termines de aclarar, da un último remojón con agua fría; actia la circulación, cierra la cutícula y aporta brillo al cabello.
  4. La frecuencia del lavado, siempre que se haga como indican los expertos, no afecta a la salud del cabello. También puedes aprovechar los domingos de mantita y peli para aplicar una mascarilla capilar con keratina.
  5. No salgas a la calle con el pelo mojado después de lavarlo. Más allá de la mítica pulmonía de la que nos hablaban las madres, es malo porque el cabello absorbe mucha humedad y se congela con facilidad provocando daños y roturas. Tampoco abuses de las herramientas de calor. (ej. prueba a secarte el pelo primero con una toalla para quitar agua y humedad)

Cuida tus ojos del frío, lo agradecerás

FOTO: Wikipedia

  1. Es importante mantener, en la medida de lo posible, buenos niveles de humedad en el ambiente. Evita lugares demasiado secos que solo acabarán irritando más tus ojos.
  2. Para evitar la sequedad ocular en ambientes con calefacciones desagradables que no puedas controlar, opta por parpadear a menudo para facilitar la hidratación del ojo. Si en tu caso no es suficiente puedes utilizar colirios humectantes o lágrimas artificiales adicionales.
  3. Si tienes demasiada sequedad en los ojos evita las lentes de contacto, te acabarán dando problemas si se resecan demasiado.
  4. Las gafas de sol no solo protegen de los rayos del sol, también evitan que agresiones como el viento generen molestias. De hecho, como en el caso del otro día, si vas a la montaña o sitios con nieve recuerda que los rayos solares serán intensos y te compensará utilizar una lente adecuada, sobre todo a largo plazo.
  5. Parezco una abuela con el tema del agua, pero, de verdad, bebe mucho líquido, la hidratación es importante.

No te olvides de proteger los labios en invierno

  1. Al maquillarte evita los labiales más secos, como los de larga duración. Queremos mantener la hidratación en los labios y los de larga duración funcionan muy bien en verano, ahora te interesan más cremosos o, incluso, con protector solar. Intenta no perder la hidratación y humedad de tus labios. En primera instancia recuerda que el protector labial es un básico imprescindible. Te ayudará a proteger los labios de erosiones exernas y te ayudará a mantener la humedad de tus labios. Evita lamer tus labios con tu lengua; mala manía, especialmente en invierno.
  2. Evita espacios abiertos cuando sea innecesario si hablamos del cuidado de labios. Si eres de las personas que sufren muchas grietas en invierno en los labios, la mejor opción será evitar espacios donde puedas exponerlos a mucho viento y humedad. Tampoco estés en habitaciones resecas por calefacciones, puedes utilizar humidificador en tu casa.
  3. Si sales a la calle protege tus labios aprovechando la bufanda o el pañuelo para cubrirlos con ellos.
  4. Utiliza labial con protector solar si vas a la montaña o nieve. En general siempre es bueno, en zonas con mucha exposición: imprescindible.
  5. Exfolia tus labios para eliminar células muertas, pero no lo hagas si tienes ya grietas o heridas en los labios.

Proteger las manos del frío en invierno

FOTO: Wikipedia

  1. Hidratación al máximo. No te olvides de aplicar crema hidratante varias veces al día. Hay cremas específicas que ya tienen acción para las uñas, pero si prefieres productos específicos puedes encontrar en el mercado aceites para las uñas que te aportarán hidratación y nutrición.
  2. Evita el contacto con el frío todo lo que te sea posible. El uso de guantes o llevar las manos en los bolsillos del abrigo pueden ser buenas opciones para cuando estés en la calle.
  3. Exfoliación suave. En invierno hay que hidratar por lo que en las exfoliaciones rutinarias que realices en tus manos procura utilizar productos poco agresivos.
  4. En casa utiliza un jabón de manos que sea hidratante para el cuarto de baño. Toda ayuda es buena y cuanto menos reseca nos deje la piel el jabón, mejor. Por consiguiente, no abuses de los típicos geles con alcohol.
  5. En relación con el punto anterior, no olvides secar muy bien tus manos cada vez que las mojes para algo y utilizar agua tibia para lavarlas.



72 horas_468X60

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *