Dime qué buscas y te diré que luz LED necesitas

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Cada día es más habitual acudir a centros estéticos donde nos ofrecen aparatología con luces LED prometiéndonos grandes resultados gracias a su poder a la hora de afectar a la piel. Sin duda, la luz LED es una energía electromagnética básicamente, que permite alterar la piel tras una exposición prolongada y regular. De hecho, el uso de este tipo de luces fue un invento de la NASA, preocupada por la salud de sus astronautas.

Estas luces LED se emiten a través de lámparas de diodo, transmitiendo la luz en bandas estrechas de forma que se hace visible con colores fácilmente reconocibles y que poseen distintas propiedades para la piel según la tonalidad. Estos son los colores principales y las principales funciones que podemos encontrar actualmente en el mercado de forma más común:

  • Luz Roja. Es un potente estímulo para la producción de colágeno y elastina en la piel, reparando el tejido, ralentizando el proceso de envejecimiento y cerrando los poros, por lo que no es adecuada si actualmente tienes poros sucios u obstruidos.
  • Luz Azul. Si comentábamos que la roja no es adecuada para problemas de acné, esta sería la perfecta para tratar esta afección, ya que, además de ayudar a eliminar bacterias, posee un efecto calmante útil en pieles hipersensibles.
  • Luz Púrpura. Como cerrar los poros es también importante en los casos de acné, se ha desarrollado esta luz púrpura que combina la luz azul y roja para obtener los máximos beneficios de cada uno de ellos.
  • Luz Verde. Este es el tipo de luz LED es muy aropiado para tratar las manchas de hiperpigmentación y minimizar arrugas, pero no esperes un milagro en dos días porque las manchas son de las afecciones más complicadas de tratar.
  • Luz Amarilla. Ideal para combatir la piel áspera y con arrugas, es una luz perfecta para recargar de energía y oxigenar las células.
  • Luz Azul Claro. Similar a la anterior, también permite aumentar de forma gradual las reservas energéticas del tejido.
  • Luz Blanca. este tipo de luz es la más adecuada dentro de las luces LED para acelerar el metabolismo tisular, ayudar a tratar la hiperpigmentación, reducir líneas de expresión y, en general, rejuvenecer la piel.

Cualquiera de ellas será un buen aliado para mantener la piel en perfecto estado, pero recuerda que no deja de ser un complemento saludable a los tratamientos de salón habituales y a las rutinas en casa diarias para conseguir resultados óptimos y duraderos en el tiempo, ya que, por sí solas, poco pueden ayudarte.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *