El valor de una melena: pelucas oncológicas

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El cabello es una parte muy preciada para la mujer, recuerdo cómo una compañera musulmana de la universidad me explicaba que uno de los motivos por los que se usan el velo es porque lo valoran como parte importante de su belleza, cosa que queda reservada para su hombre especial. La realidad es que cuando una persona sufre alopecia, sea por el motivo que fuere (desde caída natural a enfermedades como el maldito cáncer) a veces no es tan sencillo recurrir a pelucas oncologicas. ¿Cuál no va a molestar? ¿Se notará que no es pelo natural?

Si a esto le sumamos mitos como que todas están hechas con cabellos de baja calidad, es normal que alguien en esta situación se desanime y no tenga claro si la mejor opción es llevar una.

Aunque sea triste que sea por el motivo que te voy a dar, ten en cuenta que la demanda de pelucas de buena calidad y acabado natural se ha puesto muy de moda en alta esferas para cambiar rápidamente de imagen para fiestas y eventos, por lo que su distribución se ha ampliado y el coste de las pelucas de mayor calidad se ha ajustado.

En el caso de la caída de pelo por la quimioterapia u otras enfermedades que producen esta caída, el estado anímico sufre mucho más porque normalmente la caída se produce en menor tiempo y luchar contra la enfermedad, además de ver un cambio de imagen tan radical, puede hacer serios estragos.

Si en estos casos decides no recurrir a pelucas, me parece perfecto, pero si eres de esas personas que se sienten más inseguras sin su cabello o simplemente verte de otra forma puede hacer que te suba el estado de ánimo te recomiendo que recurras a pelucas de calidad confeccionadas con pelo natural no solo por el aspecto, sino por la propia comodidad, sobre todo en el caso de las pelucas de quimioterapia o tratamientos similares que dejan tu piel más sensible de lo normal.

 

 

 

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *