Fortalece tu suelo pélvico con bolas chinas

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Parece que hablar de bolas chinas implica hablar de relaciones sexuales, pero en realidad si estas esferas están marcando tendencia es por los múltiples beneficios que poseen a la hora del refuerzo del suelo pélvico con todo lo que ello conlleva. ¿Sabías que pueden ser muy útiles para controlar la incontinencia urinaria además de mejorar la vida sexual de una persona?

¿Qué son?

FOTO: bolas chinas lovesecrets

Las bolas chinas son unas esferas, rellenas de otras esferas menores en su interior que generan vibración con el movimiento.

Están unidas por un cordón y se colocan en la vagina para fortalecer los músculos de la zona permitiendo mejorar la habilidad de la mujer a la hora de contraerlos y relajarlos a voluntad.

Como sabes, los músculos de la zona pélvica se van debilitando. El sobrepeso, los embarazos, etc. provocan que pierdan su fortaleza y para volver a tonificarlos las bolas chinas serán grandes aliadas. De hecho, a menudo son utilizadas para la rehabilitación tras un parto complicado.

Los músculos de la zona hacen de soporte de la vejiga de la orina, del útero e, incluso, del intestino grueso.

La vibración

Como comentábamos, las bolas de menor tamaño que contiene cada esfera producen una vibración que es la responsable de ese fortalecimiento del tono muscular.

Precisamente es esa vibración, que por otro lado permite ese fortalecimiento de los músculos de la zona, la que le ha hecho ganarse un hueco entre los elementos del placer sexual, pero como se colocan en la zona de la vagina donde ya no hay tantas terminaciones nerviosas, realmente lo que hacen en este sentido es estimular la parte interna del clítoris, aunque no sea el mayor beneficio que te ofrecen.

Sin embargo, deben utilizarse correctamente para disfrutar de sus beneficios sin generar alteraciones, como desgarros o más debilitamiento de la zona, y, por supuesto, mantener una higiene extrema con ellas para evitar posibles infecciones. De igual modo, busca las realizadas con materiales no porosos como las de silicona de grado médico, utilizados de forma profesional por los médicos precisamente por motivos, entre otros, de higiene.

Cómo utilizar las bolas chinas correctamente

Ya hemos comentado que si utilizamos mal las bolas chinas el efecto puede ser contraproducente. Por tanto, veamos ahora algunos trucos para fortalecer los músculos de la vagina con bolas chinas sin morir en el intento.

En primer lugar, empieza por unas de iniciación y nunca las dejes puestas para hacer tu vida diaria, sino estarás debilitando los músculos en lugar de fortaleciéndolos. Tampoco está de más que, sobre todo si tienes una lubricación natural baja, dejes a mano un poco de lubricante, si ya eres una auténtica experta seguro que ya tienes uno específico para evitar el deterioro de la silicona.

Además su uso no debe superar los 15 o 30 minutos dependiendo si estás acostumbrada a usarlas o no y, aunque se puede utilizar a diario, es recomendable dejarlas un tiempo aparcadas en el armario cuando notes un cambio significativo en el fortalecimiento de la zona. Si las utilizas para rehabilitación, consulta con tu médico para que te dicte la forma correcta de utilizarlas de forma adecuada a tu situación.

En cuanto a los ejercicios que puedes realizar con ellas, lo normal es que al principio te remitan a los ejercicios más básicos, si es tu primera vez mejor en posición tumbada. Se trata de realizar contracciones de los músculos durante 3 segundos y dejando la zona relajarse después. Te dejo un cuadro al respecto:

FOTO: Blogspot

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *