¡5 razones para no dejar en manos de cualquiera nuestras cejas!

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

TEXTO: MAGDALENA PÉREZ. Quizás os parezca demasiado directo pero cuando se trata del resultado y en especial de nuestro rostro y de nuestra expresión, lo mejor es ponerse en manos de auténticos profesionales. Ya sabemos que hay gente muy apañada a la hora de maquillarse y de conseguir un look perfecto pero está claro que no todo el mundo sabe depilarse las cejas y si lo piensas bien ¿cuántas veces el no saber parar con las pinzas ha acabado con la expresividad y con la forma de nuestras cejas? Por eso hoy os contamos el porqué de saber elegir en manos de quién dejamos nuestras cejas.

Debemos empezar por el principio, el de valorar un buen diseño de cejas porque, en definitiva, se trata de la expresión de nuestra mirada. Tanto la longitud, como el grosor y la tonalidad son detalles a tener siempre en cuenta. Si son excesivamente claras pierden expresividad y si son excesivamente oscuras endurecen tu mirada y algo que nos sienta aún peor, nos echan años encima.
1. Si no quieres parecer eternamente sorprendido

Cuando nuestras cejas permanecen elevadas parecerá que todo lo que ocurre a nuestro alrededor nos sorprende en exceso o nos preocupa. ¿Qué debemos tener en cuenta para que esto no nos ocurra? No dejes nunca demasiado hueco entre el párpado y la ceja porque genera una sensación de asombro que suele producirse cuando has depilado excesivamente la parte inferior de tu ceja. Así que no lo hagas nunca.

2. Si no quieres parecer un extraterrestre

IMGEN: cinemania.es

Es el efecto que se consigue cuando las cejas se convierten en un hilo casi imperceptible. La imagen que se refleja en las películas y en los cómics de los extraterrestres suele ser sin cejas. La expresividad se pierde por completo y parece que a nuestro rostro le falta algo. Se nos olvida además que utilizamos nuestra mirada y nuestras cejas para comunicarnos más de lo que nos podemos imaginar. Si prescindimos de nuestras cejas estaremos perdiendo esa parte de nuestra comunicación no verbal que nos ayuda a reflejar nuestra emociones y lo que se nos está pasando en ese momento por nuestra cabeza. Así que desde aquí os decimos un rotundo ¡NO! a la depilación completa de nuestras cejas.

De hecho no hay nada mejor que fijarse en algunos ejemplos de personas conocidas cuya expresión cambia radicalmente cuando sus cejas desaparecen. ¿No te parece que Emma Watson y Daniel Radcliffe sin cejas se ven como criaturas del más allá? Por favor, mantén tus cejas donde deben estar para que la gente no se pregunte cuándo vas a volver a tu planeta de origen.

IMAGEN: Cinemanía.es

3. Si no quieres quedarte sin cejas para siempre

Es lo que suele ocurrir cuando eliminamos de manera recurrente el vello de nuestras cejas. Se produce un daño en el folículo y puede convertirse en irreversible y no volver a salir nunca jamás. Se trata de dar forma a las cejas, no de seguir quitando pelito a pelito hasta que se convierte en una línea minúscula que algunos siguen llamando ceja pero que en realidad queda reducida a la mínima expresión.
Durante años se llevaron ese tipo de cejas depiladas hasta prácticamente hacerlas desaparecer y las consecuencias se pagan ahora. Son muchas las mujeres que han tenido que recurrir a maquillarlas y dibujarlas a diario con las complicaciones que acarrea. El hecho de que salgan perfectas a la primera es también otro tema a valorar, especialmente cuando vamos con las prisas de salir de casa al trabajo o a una cita y, además, no olvidemos que nunca quedarán naturales como nuestras propias cejas.
4. Si quieres enmendar errores del pasado

En este caso deberás tener paciencia porque para conseguir corregir una ceja excesivamente depilada tendrás que hacer como quién quiere dejarse crecer la barba. Los primeros días te verás mal con esos pelillos incipientes a medio crecer pero es la única manera de recuperar la forma que tu ceja no debió perder nunca. Solo si te resisten a quitártelos con las pinzas habrás ganado la batalla y conseguirás la forma que andas buscando. Existen además maneras de conseguir acelerar el crecimiento como utilizar aceite de argán. Pero debes aplicarlo a diario en la zona en la que quieres incrementar ese crecimientos y hacerlo de manera cotidiana.

5. Si no quieres parecer fuera de onda

Hay épocas que han marcado tendencias y no siempre es para revivirlas. Es el caso de las cejas que se llevaban en los años 90 excesivamente recortadas y despobladas. Muchas mujeres las heredan de esa época pero si quieres recuperar una forma más natural solo tienes que ponerte en manos de profesionales que puedan aconsejarte lo que más te conviene y los pasos que debes seguir para lograr tu objetivo.

IMAGEN: elmundo.es

Y lo mejor para conseguir que ninguna de estas cosas te ocurran a ti, es preguntar y dejarte asesorar. Acertar con el lugar escogido es también fundamental. Desde aquí te aconsejamos por propia experiencia las manos de las chicas de 3deyestyle. Son especialistas en diseño de miradas, así que de cejas saben un rato. Si además quieres contarnos tu propia experiencia con tus cejas estaremos encantadas de compartirlas. ¿Os animáis?

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *