Turquía, destino de moda para el turismo capilar

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Hace relativamente poco saltaba a los medios la noticia de que el Turismo de Transplante Capilar en Turquía estaba de moda. La realidad es que no me sorprendió demasiado porque el turismo sanitario es una realidad muy presente entre las agencias de viaje como puedes ver en esta pagina web especializada donde ofrecen directamente paquetes donde, además del viaje, incluyen el contacto y tratamiento con un centro médico fiable para que tengas garantías reales y la seguridad que ofrecen los viajes organizados.

Sin embargo, decidí darme una vuelta por la red y conocer un poco más a fondo esta tendencia que parece estar calando hondo entre muchos españoles ya que el negocio de los implantes de cabello en Turquía, con protagonismo destacado de Estambul, se ha disparado en los últimos años.

En 2016 este sector alcanzó los 700 millones de dólares, lo que supone un incremento del 12% en el país, según cifras oficiales. ¿La principal razón? Es económico y efectivo por lo que las personas que se plantean realizarse injertos en el cabello no dudan en valorar todas las opciones, sobre todo teniendo en cuenta que muchas veces ofrecen también traductor para que el idioma o el país no sea un problema.

El dulce es suficientemente llamativo: hace poco un artículo revelaba que un tratamiento de implante capilar que en España puede salir, buscando buenos precios, en torno a 7.000 € allí puede estar en torno a los 3.000€ con vuelo y alojamiento incluidos. Como ves, la diferencia de precio es suficiente como para que te compense realizar allí el tratamiento y contratar un centro para que te hagan un seguimiento a tu vuelta para asegurarte de que todo va correctamente si fuese necesario o si prefieres tener el proceso controlado.

A la ventaja económica en un tratamiento que efectúan con rapidez y sin demasiada lista de espera, se suma el hecho de poder aprovechar para hacer turismo por otro país con gran diversidad cultural, por lo que no es de extrañar que se haya extendido tanto la práctica.

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *