¿En qué fijarte a la hora de contratar un seguro?

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

FOTO: Wikipedia

A menudo tenemos interés en contratar un seguro, pero nos perdemos entre tanta información. El seguro del coche, de la vivienda, un seguro de salud o de vida,… sea cual sea tu caso, te damos pistas para acertar a la hora de contratar un seguro con buena relación calidad-precio. En primer lugar, debes localizar los seguros que actualmente tengas contratados para ver qué coberturas, servicios, emergencias u objetos ya están cubiertos por otras pólizas; es mucho más común de lo que parece encontrarnos con cosas o situaciones cubiertas por distintos seguros.

Cada seguro tiene unas características propias por lo que es muy interesante leer bien la letra pequeña y preguntar todo lo que puedas. Debes conocer las coberturas y sus limitaciones, las formas de indemnización que tiene en caso de tener que actuar, su servicio de atención al cliente o si puedes personalizarlo añadiendo y quitando coberturas.

En los seguros de salud, por ejemplo, debes tener en cuenta los llamados periodos de carencia que debes respetar para ciertas pruebas médicas o especialidades, en los de coche es interesante saber si te cubren desde el kilómetro cero en caso de accidente o, como en el caso del seguro de vida, entender qué tipo de servicio te están ofreciendo (si es un seguro específico que se cumple tras la defunción o si es mixto y recibes una parte en un momento concreto como la jubilación).

FOTO: lapoliza.com

Un buen secreto para asegurarte de cubrir todas tus necesidades es realizar una lista con los aspectos a los que deseas dar cobertura y no dar por contratado el seguro hasta que no tengas respuesta a todas las preguntas, incluso puedes ir apuntando nuevas preguntas a medida que avances en la búsqueda, de hecho viene siendo lo normal cuando profundizas mucho.

No tengas miedo a preguntar ni a parecer un poco cansina: eres el cliente, vas a invertir tu dinero y debes estar plenamente convencida de que es la opción correcta. Siempre con educación e intentando no hacer perder el tiempo, si te da mala impresión desde el primer momento o sabes que no va a cumplir tus expectativas piensa que la otra persona está trabajando, pregunta solo si ves que tiene posibilidades de encajar.

A la hora de elegir y aunque parezca obvio, debes tener en cuenta la cuota de la póliza en relación a las coberturas y características, ya que puede ocurrir que por uno o dos euros de diferencia al mes puedas disfrutar de un seguro mucho más completo en una compañía que en otra. Incluso según el tipo de seguro que estés contratando verás que llegan a negociar las cuotas (algo muy común tanto en seguros de coche y como de hogar).

De hecho, si estás dudando entre varias opciones, no te olvides de ver qué cuota queda tras el primer periodo de vigencia porque es posible que tengas que estar pendiente por si el año siguiente necesitas cambiar de compañía.

Para acertar a la hora de contratar un seguro del tipo que sea, te ayudará rastrear opiniones sobre la compañía y, si es posible, sobre el servicio en el que estás interesada para aprovecharte de la experiencia de otros. Me parece algo imprescindible, especialmente en el caso de los seguros médicos, ya que puedes buscar también por los profesionales de los centros a los que preveas que puedes acudir.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *