Tres trucos para aplicar la base de maquillaje de forma sencilla y lucir un rostro perfecto

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El maquillaje es el fiel aliado de la mujer del siglo XXI, pero no siempre lo aplicamos como debemos. Hoy dejamos algunos consejos para aplicar la base de maquillaje de forma correcta, algo básico si queremos que el resto del maquillaje no se venga abajo por tener una mala base.

Recuerda, lo natural es clave, la base de maquillaje sirve para ocultar las impurezas de la piel, te da un toque uniforme al tono y, según qué maquillaje, te aportará unos beneficios u otros, como el efecto aterciopelado, aguante tipo waterproof, etc.

No utilizar el tono adecuado de base de maquillaje en base a tu tipo de piel, poner demasiada cantidad y acabar con una careta en la cara o no preparar la piel de forma adecuada, son los errores más habituales a la hora de aplicar la base de maquillaje.

Te dejamos unos sencillos tips para aplicar correctamente la base de maquillaje de cara a los muchos eventos sociales que seguro tendrás el mes de Diciembre, sino has empezado ya con alguno.

Tampoco tienes que ser una experta en el mundo del maquillaje para que tu base te quede bien, solo debes evitar algunos de los errores más comunes y elegir una base de maquillaje adaptada a tu tipo de piel y necesidades, tanto en textura como en aplicación.

Limpia, tonifica e hidrata el rostro antes de comenzar a maquillarte

Muchas personas cometen el error de maquillarse sin limpiar impurezas o grasas, otras se olvidan de hidratar bien la piel antes del maquillaje. Debes utilizar serum y crema hidratante, así como dejar que penetre en la piel antes de aplicar el maquillaje. Una vez que la crema haya penetrado en la piel de tu rostro puedes aplicar la base de maquillaje directamente o aplicar una prebase y correctores específicos de imperfecciones como antiojeras o anti rojeces.

Elige la base de maquillaje adecuada para tu tipo de piel

Piensa en la época que estamos y busca un maquillaje adecuado para tu piel en cada momento; no tienes el mismo tono en verano que en invierno, por lo que es lógico pensar que necesitarás al menos dos tonos distintos de maquillaje según la época del año en la que te encuentres y el tono de bronceado que tengas.

Debes buscar el tono adecuado, ni demasiado claro ni demasiado oscuro para evitar el efecto máscara; además recuerda que el maquillaje, al aplicarlo, se oxida y oscurecerá ligeramente sobre tu rostro en la mayor parte de las ocasiones.

También debes buscar bases de maquillaje adaptadas a tu tipo de piel igual que haces cuando elijes una crema hidratante. Por ejemplo, si tu piel es grasa, debes buscar bases de maquillaje con fórmulas libres de aceites (oil-free) y de acabado mate para intentar controlar los brillos.

Aplica la base de maquillaje de forma adecuada

Utilizar demasiada cantidad de base de maquillaje es más común de lo que parece. El maquillaje corrige imperfecciones, pero nuestra cara no es un lienzo en blanco. No puedes intentar cambiar tu cara o tus líneas de expresión con el maquillaje, para eso están los tratamientos diarios, el maquillaje debe disimular tus defectos y potenciar tus virtudes sin que parezca una máscara sobre tu piel.

En cuanto a la aplicación, no recomiendo aplicarla con los dedos para evitar que la propia grasa y suciedad del dedo estropeen el maquillaje, yo soy de aplicarlo con esponja a pequeños toques por el rostro e ir aportando gota a gota hasta conseguir la cobertura que deseo. Comienza por el entro y expande hacia fuera.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *