Compra sana e inteligente, primordial para mantener un estilo de vida saludable

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

 

FOTO: Flickr

Cuando procuramos mantener la forma, más teniendo en cuenta la época de excesos que se avecinan, a menudo nos encontramos con situaciones que nos hacen perder los buenos hábitos condenándonos a una mala nutrición que puede acarrear graves problemas de salud.

¿Cuántas veces has ido al supermercado y cuando has vuelto a casa habías comprado muchas cosas que en realidad no necesitabas y que no son del todo saludables?

Ten en cuenta que no es una cuestión de tu mala cabeza, los artículos se colocan estratégicamente: los de primera necesidad a los pies y los más atractivos y caros a la altura de los ojos y de las manos (de adultos o niños según el tipo de producto).

De hecho, los artículos básicos se sitúan por lo general al fondo del establecimiento u obligándote a realizar un trayecto por la tienda muy estudiado para que tengas que pasar inevitablemente por delante de artículos atractivos que acabarás comprando casi sin querer.

Consejos para comprar de forma saludable en el supermercado

FOTO: Wikipedia

Vivimos en una sociedad donde es bastante difícil realizar una dieta sana por la gran cantidad de tentaciones que se cruzan por nuestro camino.

¿Sabes cómo luchar contra ello? Te damos algunas claves para mejorar en tu próxima compra y que puedas empezar a acostumbrarte a seguir un estilo de vida un poco más saludable. Creo que si eres consciente de estos pequeños consejos, te será más fácil comprar de forma inteligente cuando acudas al supermercado evitando tomar malas decisiones.

  • Antes de salir de casa, elabora una lista de la compra. Puedes elaborar también un plan de comidas saludable para saber de antemano qué productos son los que te van a hacer falta. Procura no comprar nada que no esté en tu lista, por muy suculento que resulte.
  • Nunca salgas a comprar con el estómago vacío o te será mucho más fácil caer en la tentación.
  • Reduce la compra de platos precocinados o de microondas, ya que suelen contener exceso de sal y/o azúcar, colorantes y conservantes.
  • Los expertos de distintas marcas de complementos alimenticios aconsejan que una vez dentro del supermercado, optemos por elegir alimentos con un índice glucémico lo más bajo posible.
  • Busca fuentes de proteínas sanas como carnes de ave, pescado o legumbres. De igual modo, selecciona carbohidratos saludables como cereales integrales, verduras, hortalizas o frutas.
  • Por otro lado, parece básico decir que deber intentar reducir los alimentos con azúcares que en el mes de Diciembre empezarás a ver por todas partes o, incluso, te verás obligada a tener en casa por las visitas. Igualmente, olvídate de la comida basura como los snacks que tienen alto contenido en grasa. Un truco para resistir la tentación es mirar la tabla nutricional para ser conscientes de la cantidad de calorías que nos aportan esos malos alimentos.
  • Evita abusar de los alimentos congelados, ya que en el proceso de descongelación y posterior cocinado se reduce su valor nutricional.

Interpretando las etiquetas nutricionales

¿Sabes leer las etiquetas nutricionales de los productos? Particularmente me parecía un terrible jaleo. Sin embargo, hay unas pequeñas claves que te ayudarán a diferenciar las calidades nutricionales de los productos y que te interesa conocer. Puedes ver qué significa cada indicación de la etiqueta en esta imagen:

FOTO: lapatria.com

Muchas veces compramos un producto “ligth” o “sin azúcar” y nos quedamos tan tranquilos, pero… ¿sabes lo que realmente significa?

  • “Diet” / Bajo en calorías. Hasta 40 calorías por 100g (sólido) o 20 calorías por 100ml (líquido)
  • “Light”. 30% menos de calorías o 50% menos de grasa respecto a la versión natural
  • Bajo en grasa. Máximo 3g de grasa por 100g (sólido) o 1,5g de grasa por 100ml (líquido)
  • Libre de grasa. Menos de 0,5g de grasa por porción
  • Sin azúcar. Menos de 0,5g de grasa por porción
  • Sin azúcar añadido. No se han agregado azúcares durante la producción, pero puede contener “azúcares naturalmente presentes” (fructosa, lactosa)
  • Bajo en colesterol. Menos de 20mg de colesterol y menos de 2g de grasa saturada por porción
  • Sin colesterol. Menos de 2mg de colesterol y menos de 2g de grasa saturada por porción
  • Bajo en sodio. Máximo 140mg de sodio por porción
  • Sin sal / Sin sodio. Menos de 5mg de sodio por porción (La O.M.S. recomienda una ingesta de 5 a 6 gr de sodio al día…)
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *