Cómo hacer una mudanza perfecta, sobrevive a la mudanza sin morir en el intento

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

FOTO: Flickr

En alguna ocasión hemos hablado sobre cómo sacarle el mayor partido a tu mudanza como vendiendo las cosas que no vayas a utilizar. Ahora la pregunta es, ¿qué hago con lo que sí me quiero llevar?

Desde el empaquetado y la organización de tus cosas, hasta elegir la furgoneta o, por qué no, valorar aspectos como el alquiler de trasteros de forma temporal son algunos de los puntos que debes tener claros antes de organizar tu mudanza para no morir en el intento.

Hoy repasamos algunos tips para que hacer la mudanza esté bajo control.

Decide qué se va contigo a la nueva casa

Las mudanzas son la ocasión perfecta para hacer limpieza de trastos y deshacerte de todas aquellas cosas que realmente ni utilizas ni quieres ni necesitas. Lo primero que debes hacer es tener claro qué cosas tienes y cuáles te quieres llevar. Puedes hacer una lista tipo inventario con todo lo que tienes y ayudarte de ella para decidir qué será lo que no llegue a la otra casa. De hecho, esa lista te ayudará para organizar los contenidos de lo que incluyas en las casas, agradecerás el orden cuando tengas que desempaquetar aunque guardarlo sea un poco más pesado.

También puede pasar que no te quieras deshacer de ciertas cosas, pero que no tengan espacio en la nueva casa. Para eso, al igual que para guardar temporalmente tus cosas cuando es temporal como en casos de reforma o porque tarden en entregarte las llaves como comentábamos al principio, el alquiler de trasteros es una de las mejores opciones cuando se necesita un espacio de forma temporal para almacenar cosas. Hay empresas especializadas como Extraroom que incluso te dejan la furgoneta gratis para realizar la mudanza.

Piensa a lo grande

Muchas veces cuando nos mudamos de casa no tenemos en cuenta cosas tan básicas como comprobar que todos los muebles y elementos entran por las puertas y bajan bien por la escalera, así como que después vayan a poder entrar, etc. Calcula los espacios que tienes y las medidas más grandes que tengas que transportar.

Este punto te ayudará también a elegir una furgoneta u otra para el día de la mudanza en base a las medidas máximas que vayas a tener que transportar. De hecho, ya que estamos, ten en cuenta también el número de viajes que te puedes permitir realizar en el caso de que necesites alquilar una furgoneta o un camión para realizar la mudanza.

Preparativos

Para tener todo listo el día de la mudanza es necesario realizar una serie de preparativos. Necesitas empezar unas tres semanas antes del día del cambio de casa para que te de tiempo a guardar todo sin desesperarte en el intento, tiempo que variará lógicamente en base a lo que tengas, pero no subestimes “los trastos”, seguro que tienes mucho más de lo que te esperas y te cuesta hacerlo bastante más de lo que imaginabas en inicio: ve con tiempo y evitarás estrés.

Por otro lado, algo que a menudo olvidamos es comunicar, tanto a amigos como a empresas y organismos oficiales nuestro cambio de domicilio. En algunos casos como los organismos oficiales podrás hacerlo cuando vivas allí, pero otros trámites como el cambio de la línea telefónica o de internet, así como el seguro del hogar, debes solicitarlo y negociarlo con tiempo.

En último lugar, ten en cuenta que vas a necesitar el día de la mudanza. Un clásico es desconectar algunos electrodomésticos como la nevera unas 24 horas antes para evitar que se estropee. También recuerda que el último día en tu viejo hogar y el primer día en el nuevo (por no decir los primeros y los ultimos) serán una locura, por lo que si eres previsora y te guardas un kit de supervivencia lo agradecerás. Puedes incluir lo que te llevarías a unas vacaciones en cuanto a higiene y en cuanto a ropa ya dependerá de las necesidades que tengas en tu caso concreto.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *