Subir la autoestima en 10 pasos

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

TEXTO: Magdalena Pérez. Es nuestro objetivo para este año: ayudarte a sentirte mejor y de esta manera conseguir que todo lo que hay a tu alrededor crezca en positivo. Porque si te sientes bien, si estás cargado de buena energía los malos momentos se minimizan y los buenos son durante largo tiempo recordados. Conclusión: todo irá mejor.

Y se trata de algo tan sencillo como seguir unos consejos y, sobre todo, mantenerlos. Porque lo normal cuando empieza el año es que nos carguemos de buenos propósitos y pasados unos días empecemos a abandonarlos. Y así empezamos nuestra lista de consejos para mejorar nuestra autoestima.
1. No rendirnos a la primera de cambio. Proponte una rutina tanto para tus hábitos de alimentación como para tu tiempo de deporte y ocio. Si es necesario prepara un horario o apunta en la nevera, en un pos-it en el trabajo o ponte alertas en el móvil que te motiven a no salirte de esos planes que has preparado.

2. Cuida tu peso pero con sensatez. Está claro que nuestra autoestima empeora cuando nos miramos al espejo y no nos reconocemos. Algo que pasa más a menudo de lo que imaginamos y especialmente en el caso de las mujeres en momentos clave como después de un parto o durante la menopausia. El aumento de peso afecta directamente en nuestro ánimo. Lo primero que debemos hacer es asumirlo y buscar soluciones viables. Nada de locuras de adelgazar mucho en poco tiempo. Apliquemos la sensatez y si es necesario ponte en manos de un especialista.

3. Ponte objetivos sencillos. Para empezar es suficiente con subir las escaleras, caminar, o sustituir esos alimentos grasos que acompañan a tu plato de pescado o carne. Cambia las patatas por verduras o ensalada y procura reducir el consumo de hidratos sobre todo a la hora de untar salsas.
4. Busca un deporte que realmente te guste. No solo se convertirá en una manera saludable de mantener tu peso sino también en una válvula de escape que todos necesitamos y que nos ayuda indudablemente a cargar nuestra pilas y a llenarlas de energía positiva. Está más que demostrado que nuestro cuerpo reacciona de manera muy positiva a las prácticas deportivas pero no cometas el error de apuntarte a un deporte muy duro si hace tiempo que no lo practicas. Empieza por algo suave y a ser posible que te divierta porque si no estás habituado lo dejarás a la primera de cambio.

5. Pide ayuda entre los profesionales. Muchas veces nos fijamos en amigos o compañeros de trabajo y queremos ser como ellos. A veces su fisonomía, su tipo de piel o sus hábitos de vida poco tienen que ver con los nuestros. Por eso un especialista sabrá qué es lo que tú necesitas de manera personalizada. Si son las arrugas o tu aspecto envejecido lo que te preocupan hay tratamientos realmente espectaculares que se realizan en muy poco tiempo y que nadie nota que te los has realizado. Su efecto es inmediato y su duración se prolonga durante al menos 2 años. Mejorar el aspecto de tu rostro sin alterar tus facciones te hará sentirte bien y mejorar seguro tu autoestima.

6. Busca la compañía de un buen amigo. En estos casos es fundamental saber de quién te rodeas. Podemos tener muchos amigos o nuestros hermanos o familiares pueden ser los mejores del mundo pero cuando se trata de animarte tienes que apoyarte siempre en una persona sensata, alegre y que no te recuerde constantemente lo que estás haciendo mal sino que te anime de manera natural a encaminarte hacia otro rumbo, al que estás buscando. Seguro que cerca de ti hay una de esas personas que desprenden energía, son positivas y generosas y con solo tomarte un café te hacen ver la vida de otra manera.

7. Encuentra excusas para sonreír. Está claro que divertirse es una de las claves para mejorar la autoestima. No todos nos reímos con las mismas cosas. Procura ver películas y series que te provoquen una sonrisa y deja para otras etapas las historias sentimentales que no acaban del todo bien.

8. Apúntate a esa actividad que lleva tiempo rondándote la cabeza pero que no terminas de incluir en tu vida. Un curso de cocina, unas clases de Pilates, o plantar en tu jardín. Ya va siendo hora de que dediques un tiempo de tu vida a algo que realmente te apetece.

9. Es un momento perfecto para empezar una acción solidaria. Desde colaborar con una ONG hasta pasar un rato con esa vecina que pasa tanto tiempo sola, cualquier acción es buena para darte cuenta de que a tu alrededor hay mil razones para reconocerte en los demás y acabar viendo que cada uno tiene sus propios motivos para tener baja la autoestima y razones de peso para sentirse mal.

10. Dedica al menos 10 minutos al final del día a pensar en lo que has hecho a lo largo de la jornada y verás como lo estás haciendo mejor de lo que pensabas. Si en alguna cosa te has equivocado siempre habrá opción para enmendarla. Y en las que has acertado fíjate porque ya tienes una referencia para seguir por ese camino.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

You may also like...

1 Response

  1. Virginia dice:

    Gracias por los tips.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *