Cuando ya no puedes hacer nada… trucos de urgencia para arreglar tu maquillaje y sentirte guapa

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

FOTO: Wikipedia

Estás en casa y suena el timbre…”¡Oh no! ¡No te esperaba!” y tú en pijama… De pronto suena el teléfono… “¡Ostrás se me había olvidado!. Voy corriendo”. E irás corriendo, pero llegarás hecha un desastre.

Es más, estás monísima, lista y preparada y, de pronto, se te corre el maquillaje. ¿Te ha pasado alguna vez? Te aseguro que te volverá a pasar. Y como no podemos luchar contra el tiempo, los imprevistos o las propias situaciones, vamos a ver algunos trucos para sacarnos mayor partido el cuestión de segundos.

  •  Giras la esquina y ahí está él. ¡Oh no!. ¿No estás maquillada? Pellizca ligeramente tus mejillas de forma uniforme para dar rubor a tu rostro por donde debería ir el colorete. Rápido, sencillo y para toda la familia.
  •  Prevés que en un evento como una boda se te puede escapar una lágrima que arruine tu maquillaje?. Sé previsora, incluye en tu bolso un bastoncillo y un pequeño bote con desmaquillante. Sin presionar quita con el algodón lo que se te ha corrido y aplica un poco de maquillaje para igualar. Puedes usarlo en ojos, en labios o donde se tercie.
  • El truco del algodón también te vendrá bien para las manchas indeseadas de la máscara de pestañas.
  •  ¿El calor ha hecho estragos? ¿Tienes brillos o incluso tu maquillaje comienza a resquebrajarse como una estrella que se apaga en tu rostro? Recuerda llevar polvos traslúcidos para eliminar brillos.
  • Si la desgracia en el maquillaje ya es titánica y no tienes tiempo de volver a maquillarte también te servirá para, tras retirar la desgracia sin tocar la zona de os ojos, aplicar un poco de polvos traslúcidos y rubor para salvar la situación y podrás salir de nuevo con tu mejor sonrisa. También hay quien aplica mucho polvo traslúcido en la zona de la barbilla y debajo de los ojos para ayudar a que el maquillaje fije más y luego lo difuminan con el resto de maquillaje, pero solo lo recomiendo si dominas la técnica porque puedes dejar demasiado iluminada la zona.
  • Si, por ejemplo en el caso anterior, al retocar tu colorete te pasas tres pueblos, tan solo limpia la brocha y pásala por la zona con paciencia y suavemente, así conseguirás retirar el exceso sin cargarte ni el colorete ni el maquillaje.
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *